Cómo hacer tu propia cerveza en casa

Elaborar cerveza en casa es fácil. Si puedes hacer macarrones con queso en una caja sin ayuda, puedes hacer cerveza.

El proceso de hacer cerveza en casa, ha cobrado auge en los últimos años, siendo algo que brinda gran satisfacción, como la que siente un cerrajero luego de haber instalado una cerradura que le proporcionará mayor seguridad a una familia.

Si sientes curiosidad de saber cómo es este proceso, aquí te damos los pasos básicos para una receta básica de cerveza.

Los 4 pasos básicos para la elaboración

Paso 1:

Preparar tu equipo para la elaboración, para lo cual necesitas:

  • Hervidor de agua
  • Fermentador + Bloqueo de aire
  • Un embudo (opcional)
  • Desinfectante
  • Auto-sifón
  • Una cuchara para revolver
  • Kit de recetas de cerveza (o ingredientes individuales)

También puedes usar los kits de elaboración de cerveza que ya vienen preparados en una caja con todo lo que puedas necesitar.

Paso 2: Desinfección

Deberás desinfectar todo muy bien, ya que de esto depende el éxito de tu cerveza. Todo lo que entre en contacto con tu cerveza después del proceso de hervido, debe ser desinfectado.

Paso 3: Preparación. 

Llena el hervidor de 5 galones con 2.5 galones de agua y deja los granos para la preparación en remojo por 20 minutos, mientras se calienta el agua, o hasta que llegue a 170 grados.  Retira los granos y permite que el agua de ellos caiga en el hervidor, sin apretar la bolsa. Si lo haces puedes tener sabores extraños en tu cerveza.

Deja hervir la tetera – Una vez que la tetera hierva, retírala del fuego y agrega extractos de malta. Una vez que el extracto se haya disuelto, vuelve a llevar a ebullición. Agrega los lúpulos en varios intervalos. (no permitas el hervor al agregar los lúpulos). Consulta tu receta exacta para saber cuándo debe agregar lúpulos a su ebullición.

Ahora tiene mosto, o agua azucarada. Enfría lo más pronto posible, bien sea con un baño de hielo, o colocando la olla en agua helada, con un enfriador de mosto.

Paso 3: Fermentar.

Vierte el mosto enfriado en el fermentador.

Agrega agua para llevar el nivel a 5 galones.

Airea el mosto salpicándolo en su recipiente. La levadura necesita oxígeno, y salpicar su mosto ayudará.

Agregue la levadura. Prefiere la levadura seca ya que no es necesario prepararla de antemano. Desinfecte el paquete de levadura + tijeras, antes de verterla en el fermentador.

Sella el fermentador, agrega una esclusa de aire de fermentación y guárdalo en un lugar oscuro y fresco. Las “ales” necesitan 68 grados para fermentar adecuadamente.

Paso 4: Embotellado

Aproximadamente en dos semanas estarás listo para embotellar.

Limpia botellas, llenador, tapas, cubeta de embotellado y cualquier manguera de transferencia utilizada. Use un cepillo para botellas en sus botellas.

Hierve el azúcar en 16 oz de agua. Al enfriar agrégalo al cubo de embotellado.

Extrae la cerveza del fermentador y colóquela en su cubo de embotellado. Deja tanto sedimento en el fermentador como sea posible.

Llena las botellas. Conecte el llenador de la botella a la manguera y la manguera al grifo del cubo de embotellado. Abre el grifo del cubo de embotellado y empuja el llenador de la botella hasta el fondo de la botella, llenando hasta el tope.

Tapa las botellas y guarda a temperatura ambiente durante aproximadamente dos semanas. Esto le da tiempo a la cerveza para carbonatar.

Listo, ahora sólo refrigera y ¡disfruta!