Cómo afecta la cerveza al cuerpo humano

Como todos sabemos, la cerveza es una bebida alcohólica, elaborada a base de azucares, estos obtenidos de diversos cereales y granos; lo cuales se fermentan en agua para poder fabricar este licor.

No obstante, y por tratarse de una bebida alcohólica, esta tiene un impacto significativo en el cerebro y cuerpo humano; sin embargo, la forma en que este licor afecta nuestro cuerpo no es conocida por muchos, que ignorando esto, se entregan alcohol, y por este hecho su salud es gravemente perjudicada.

La cerveza afecta el cerebro

Antes de hablar de los efectos que produce este licor en el cuerpo, es importante resaltar, que la cerveza causa diversos daños en nuestras zonas cerebrales.

Según estudios, el beber cerveza afecta las células cerebrales, perjudicando el funcionamiento mental. Investigadores afirman, que el ingerir entre 10 y 12 cervezas, deteriora el lado derecho del hipocampo, por lo cual la memoria, y otras actividades como la lingüística se ven seriamente afectadas.

No obstante, el alcance del licor en el cerebro no llega sólo hasta aquí, sino que también afecta los procesos de pensamientos, las emociones, el juicio, y la concentración de los individuos. Mencionando también, que afecta el normal desarrollo social; por esto, y por lo que veremos más adelante, es que nunca debe llamar a un cerrajero que haya bebido, ya que no desempeñará correctamente su labor.

Impacto en el cuerpo humano

Según investigadores, si un hombre toma 15 o más tragos (Cerveza de 12 onzas) a la semana, puede presentar:

Sangrado del estómago, o esófago; este es el conducto, por el cual viaja la comida a la garganta.

Inflamación y daños en el páncreas, lo cuan afecta el normal funcionamiento del mismo, hay que tomar en cuenta, que el páncreas es fundamental en la digestión.

Por otra parte, el consumo de alcohol produce graves daños en el hígado, lo cual en ocasiones puede llevar a la muerte.

También hay que mencionar, que el ejercicio de beber mucho puede producir distintos tipos de cáncer, entre los que se encuentran el de esófago, colon, hígado, mama y cabeza.

Problemas cardíacos y daños a los nervios

Beber grandes cantidades de cerveza, hace más difícil el control de la presión arterial si la persona ya presenta problemas de presión alta. Por otra parte, esto de beber mucha cerveza puede producir en ocasiones problemas cardíacos y daños a los nervios.

Estos daños a los nervios pueden generar algunos malestares, entre los que se encuentran la sensación de hormigueo en algunas partes del cuerpo y dificultad para orinar correctamente.

Problemas de obesidad abdominal

Por otra parte, el consumo continuo de cerveza tanto de hombres como de mujeres, produce obesidad, principalmente aumentando la grasa abdominal, de forma, que los hombres que toman dos o tres vasos por día de este licor, tienen un 50% de posibilidades de tener obesidad abdominal.

Es importante conocer todas estas consecuencias del beber cerveza, sin mencionar muchas otras que están afuera del plano médico, como lo son los problemas sociales, los accidentes de tránsito, mal rendimiento laboral, etc.